Chistes judíos 05 - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Chistes judíos 05

1er Lustro Rev. Foro

Por: Débora Lewinson


¿ El sexo es trabajo o juego ?

Un judío se preguntaba si en Shabat estaba permitido hacer relaciones sexuales.

Va a un sacerdote y le pregunta si el sexo es un juego o un trabajo, el sacerdote tras investigar, le responde que el sexo es trabajo.
El judío no esta satisfecho con esa respuesta y piensa que si el sacerdote no esta casado, tal vez no sabe suficiente de ese tipo de cosas.
Va con un pastor y le pregunta lo mismo, a lo que el pastor le responde que el sexo es trabajo.
Sigue dudoso de la respuesta, así que decide preguntarle al rabino, a lo que éste le responde: el sexo es un juego.
El judío confundido le pregunta...¿
en que se basa para decir que el sexo no es trabajo?
El rabino le contesta: Porque si fuera trabajo,
mi mujer se lo mandaría a hacer a la sirvienta.

Yerno Kosher

Sarita trae su elegido a casa... un ultra ortodoxo...Y mientras las mujeres charlan en la cocina, el padre le pregunta al joven:
- ¿En que trabajas?
- Yo estudio Torá.
- ¿Como vas a alimentar a mi hija?
- Voy a estudiar Torá, y Dios nos va a ayudar.
- ¿Y como vas a comprar regalos a mi hija?
- Voy a estudiar Torá, y Dios nos va a ayudar.
- ¿Y quién les va a dar de comer a los hijos?
- Voy a estudiar Torá, y Dios nos va a ayudar.
Cuando la visita se fue, la hija le pregunta al padre qué le pareció.
- Es buen chico, aunque no tiene trabajo, ni ambiciones;
pero lo más importante ¡¡¡es que para él, soy Dios…!!!



Chistes de Prepa:

El Maestro Moshe Goldberg era nuevo en el Colegio, les hace un examen a los alumnos de Preparatoria, cuando los muchachos le entregan su examen contestado, John, uno de sus alumnos se lo entrega con un billete de $100 dólares y le dice al maestro:  por cada punto le pago un dólar. Cuando el maestro acaba de calificar todos los exámenes, le entrega a John el examen y el cambio de $56 dólares

En la Preparatoria se le acerca Rebeca, una chica muy bien formada, al maestro y en forma insinuante le dice: Maestro, yo  haría cualquier cosa por sacarme diez en el examen. A lo que el maestro le pregunta, ¿estás segura que harías cualquier cosa?... Rebeca le contesta que si, y el maestro le dice: Entonces estudia huevona.


En un tren:

En un tren iban sentados un árabe, un judío, una viejita y una güera. Cuando el tren pasa por un túnel, todo esta obscuro y se oye un beso y una cachetada fuerte.
Cuando el tren sale del túnel, todos ven al árabe con su mejilla enrojecida.
La viejita piensa: seguramente el árabe trato de besar a la güera y ésta le dio una cachetada, todos mis respetos a ella.
La güera piensa: seguramente el árabe beso a la viejita por error, en la obscuridad y ella le dio una bofetada, que bueno.
Piensa el árabe: seguramente el judío beso a la güera y ella me dio por error una cachetada.
Y el judío piensa: estamos cerca de otro túnel, otra vez me voy a besar mi mano, y le voy a soltar otra bofetada a este condenado arabe.

En un bar
Abraham, judío sudafricano  estaba en el bar, cuando de repente recibe una llamada en su celular de que acaba de tener un bebe su esposa y que pesa 12 kilos.
Él lleno de júbilo invita a todos los presentes una cerveza para celebrar, la gente no podía creer que el niño pesara tanto, pero todos celebran con Abraham.
Después de dos semanas regresa Abraham al bar y el cantinero le pregunta que peso tenía su hijo ahora, ya que toda la gente estaba haciendo apuestas.
Abraham le responde que ahora pesa 9 kilos. El cantinero sorprendido, le pregunta como es posible que ahora pese menos que antes, a lo que Abraham responde que fue a causa de la circuncisión.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal