El hecho de casarse - Intelecto Hebreo

Son las:
03/11/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El hecho de casarse

1er Lustro Rev. Foro

El hecho de casarse
...puede representar una crisis

(Sicología)


Por: Thalia Attié

En efecto, aunque se llega en general al matrimonio con muchas ilusiones, y en la mayoría de los casos se siente, que un sinnúmero de posibilidades se vispara emprender una nueva manera de vida. El miedo, ante los nuevos sentimientos descritos, casi no aparece en los cónyuges. De hecho, "casarse" o comprometerse a hacer la vida con otra persona, significa también dejar a un lado o renunciar en parte a la que se ha tenido.

La mayoría de los hombres ante el matriabiertamente reconocen que se sienten "atrapados"; en las mujeres, este sentimiento es más tardío, pero el hecho de dejar la casa paterna, puede provocar para algunas personas cierta angustia.

En efecto, el futuro cónyuge va a tener que enfrentarse a nuevas responsabilidades afecmateriales, de organización de su vida diaeconómicas y sociales, sin tener a alguien atrás -en general a los padres- para absorber algo de estas nuevas responsabilidades.

Así, no es de extrañarnos que el futuro cónyuge tenga dudas, miedos y vacilaciones, antes o a pocos días de su boda. En general, la crisis (de presentarse), por el hecho de casarse o de encontrarse casado, se supera después de cierto tiempo.

Lo que sí existe y de lo cual se habla poco, es que los padres de los futuros cónyuges pasan también por una crisis a raíz de este evento. Me sorprendió el saber que muchos de ellos tienen "miedo", se sienten "avergonzados" y hasta "anormales", de sentir o de expresar cierto malestar frente a la próxima boda de sus hijos. Aparte de la felicidad que experimentan, el casamiento de un hijo o de una hija representa también un cambio para ellos.

Puede acarrear para los padres, un sinnúmero de vivencias y de sentimientos. En ocasiones vuelven a acordarse de su propio matrilo evalúan y miden el camino recorrido. Se transportan a la infancia y vivencias con sus hijos y los enfrenta a una nueva etapa de su vida; nueva etapa que conlleva cierta separación de él o ella.

El hijo ya no va a depender de ellos... este simple hecho puede entrañar todo tipo de sentimientos, como pesar, celos, anhelos de rea un pasado.

El hecho de reconocer estos sentimiende aceptarlos, y hasta de compartirlos con otra persona que pueda entenderlos, entraña cierto alivio pero además, da fuerzas para entenderse a uno mismo, aceptarse, y encarar de una manera positiva los días por venir.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal