Abril de 1989

El Antisemitismo de los Años 30´s... - Intelecto Hebreo

Son las:
06/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

El Antisemitismo de los Años 30´s...

Colección y Consulta

Abril de 1989

Por: André Moussali


En su libro "El Mito del Siglo XX", Alfred Rosenberg, un dedicado miembro del partido nazi, proporó a las masas una filosofía que hiciera noble su antisemitismo y elevase su vioal rango de un deber cívico.

La tesis de Rosenberg era que Alemania debía ser reconstruida, no basándose en princicristianos, sino en la filosofía de Nietzshe; debía ser el Estado del superhombre, un Estado sin principios. El cristianismo, argüía Rosenberg, debía ser extirpado como una enfermedad judía, los alemanes y aquellos espiritualmente afines a ellos, debían desechar toda "palabrería cristiana de culpa, pecado y moralidad".

Para los antisemitas, el judío de la Edad Media -el buhonero jorobado con su insignia amarilla- era un símbolo medieval fuera de moda. En el nuevo catecismo antisemita, se concedía al judío intelecto, erudición, y capacidades superiocon miras de dominar al mundo. Es por esto que el judío ya no tenía salvación ni aunque se fuera a la fuente bautismal que lo ofrecían los cristianos. El continente Europeo debía de ser Judenrein "libre de judíos". Esto no debía lograrse mediante la conversión o la expulsión como en los días medievales, sino mediante el asesinato. Este razonamiento de los años 30's iba a hundir al judaísmo europeo en la noche más tenebrosa de su historia.

En México el antisemitismo que sufrielos judíos, cuyo número no rebasaba los 10,000, fue de índole diferente. Vivían en un país fundamentalmente católico y aunque el gobierno prohibía la educación católica, en el hogar oculugar prominente, en la instrucción de la jusobre todo de las clases superiores. Este tipo de educación anticuado y conservador, no establecía distinción alguna entre los judíos miógicos, la historia sagrada y los contemáneos. El mexicano absorbía así el prejuicio antijudío desde su infancia y a la vez no se podía deshacer de él.

Conscientes de dicho prejuicio, muchos de los primeros inmigrantes judíos evitaron hacer alarde de su religión. Sin embargo los motivos del antisemitismo en México de los arios 30's, fueron exclusivamente de tipo económico. Se hablaba menos de judíos que de rusos, polacos, turcos, árabes, etc. y la agitación estaba dirigida contra el pequeño comercio. Los recién llegados, que desían el idioma introdujeron nuevos métodos de venta: las operaciones a crédito; visitaban a sus clientes los domingos y ahí, en sus casas, cobraya sea el importe total de la venta o un abono a cuenta.

"Los aboneros", llenaron en esta época una función económica: los precios que daban, eran más bajos que los de los comercios estableciy eso atrajo la ira de los comerciantes de las grandes casas comerciales, cuyos dueños eran de ascendencia francesa o alemana.

La depresión económica mundial que afectó a México en esos tiempos, creó un malestar general. Esto favoreció la demagogia y el ataque contra la comunidad de inmigrantes más débil, precisamente la judía. En 1931, el presidente Pascual Ortiz Rubio decretó la evacuación de los judíos del mercado de la Lagunilla, creándoles con ello serios problemas.

De acuerdo con una noticia publicada en el "Excélsior" el 3 de junio de 1932, la Secretaría de Gobernación, envió circulares al comercio organizado para que se indicaran los nombres de los comerciantes extranjeros indeseables (juíos), que no hubiesen pagado sus deudas a las negociaciones mexicanas, con objeto de averisu situación migratoria y expulsarlos del país. El periódico "El Nacional" órgano del goera en esa época francamente antisemita y fue secundado en su agitación por casi lodos los periódicos del país. Esta campaña tuvo su apogeo en los años posteriores bajo la influencia del nazismo, hasta tal punto que muchas tiendas oscartelones que pedían el boicot del comercio judío y la expulsión de los extranjeros.

El antisemitismo encontró apoyo entre los simpatizantes de los nazis y de los fascistas mexicanos y se transformó en movimiento político. En 1934 surgió en México, la Acción RevoMexicanista de las "Camisas DoraEste grupo fue fundado por el general Niás Rodríguez Carrasco, como un grupo militar a semejanza de los "Camisas Pardas" de Hitler o las "Camisas Negras" de Mussolini. La acción de los "dorados" fomentó así en los siguientes años el interés de la prensa mexicana por los judíos. El 10 de agosto de 1934 en el periódico "Omega" de tendencias derechistas, fue publicado un artículo que advertía sobre la formación de un poderoso partido antisemita "que no tardaría en actuar".

El gobierno suprimió en 1935 el movide los dorados pero sus allegados funposteriormente agrupaciones nuevas, como el "Frente Unificador de la Revolución" o las "Vanguardias Nacionalistas", que repartían lifolletos y periódicos, en el que se agitaba contra los judíos.

Al perfilarse el antagonismo entre el nazi-fascismo y las democracias, quedó en claro también en México, la estrecha relación entre antisemitismo local y las tendencias subversivas de los movimientos reaccionarios. Fue solamente en el año 1942, después de haber estallado la guerra, que fueron suprimidas las demostraciones antisemitas y que la propaganda antijudía fue controlada.

Por esa época, el Comité Unido de Anón de la Comunidad Judía, llevó a cabo una labor muy encomiable, que logró interesar a un buen número de intelectuales mexicanos en el problema judío. Pero el antisemitismo en cuanto a movimiento de masas, había cesado desde el momento en que el gobierno dejó de mirarlo con indiferencia y desde que no hubo quien pagara a los agitadores. Sin embargo, continuó en años posteriores cierto antisemitismo, cuando se trataba de aplicar las leyes migratorias.

Paulatinamente y a través del tiempo, fueron mejorando las relaciones entre judíos y gentiles. En la actualidad existe una comprensión mucho mayor de los problemas judíos que antes de la Segunda Guerra Mundial. La actitud de la prensa cambió totalmente desde 1939, y sería difícil encontrar ataques claramente antijudíos en las décadas que siguieron.

Pensamos que en el 1992 es la oporde conocer y presentar a la sociedad mexicana los logros, vicisitudes y aportaciones de la comunidad judía mexicana desde el siglo XVI a la actualidad, a través de publicaciones, programas de radio y televisión, conferencias, simposios, exposiciones y quizá hasta con la creación de un museo comunitario.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal