Las caras del enemigo - Intelecto Hebreo

Son las:
06/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Las caras del enemigo

Colección y Consulta

Las caras del enemigo

(Nuestras fantasías agresivas crean oponentes que odiamos)


Por: Bill Landau


“De generación en generación se levantan para destruirnos”, pero también creamos razones para odiar y deshumanizar a “aquel otro”. Siempre parece que encontramos razones más válidas en la retórica política para justificar nuestros odios y prejuicios.
Como humanos somos Homo Hostilis, un animal que crea enemigos. Creamos o recreamos símbolos o enemigos a quien odiar o envidiar. De los demonios privados inventamos enemigos públicos. En los eternos rituales guerreros, queremos continuamente asesinar aquellas partes internas nuestras que aborrecemos.
La sobrevivencia estaría pues, en el examen de la mente del Homo Hostilis, estudiando el como transformamos al mundo en campos de batalla constantes.
No se podrá entender el odio y la guerra, si no se llega a un entendimiento de la lógica de la paranoia política y el proceso de crear propaganda que justifica la agresión. Habrá que entender lo que el Psicoanalista Cari Jung llamaba "La Sombra", que son todos aquellos aspectos negativos que negamos en nosotros mismos. En otras palabras, amamos u odiamos en la medida que amamos u odiamos a nosotros mismos

En toda propaganda la cara del enemigo está diseñada para hacerla foco de nuestro odio, representado como "El otro", "no humano", en él canalizamos toda la maldad que poseemos.
Desarrollamos estereotipos deshumanizantes. El símbolo no el hombre, se convierte en nuestro enemigo. Al deshumanizarnos quitamos culpa y racionalizamos nuestro odio, envidia y la necesidad de destrucción.
El mecanismo psicológico que nos permite vivir en paz con nosotros mismos es el de la Proyección y de esa manera "proyectamos" toda la maldad hacia "el otro".

Consideremos los siguientes estereotipos:
1.- El enemigo es el enemigo de Dios.-Donde Dios representa nuestro orden social, nuestros valores y nuestro territorio. Durante la Primera Guerra Mundial los alemanes decían: "Gott mit uns", Dios está de nuestro lado. Los americanos dicen: "In God we trust". Siendo La guerra Santa o Jihad de Saddam Hussein el más reciente ejemplo. De esa manera transformamos nuestra culpa de matar en orgullo y devoción.
2.- El enemigo como bárbaro.- El enemigo es percibido como bárbaro, destructor de la cultura e incivilizado. El Presidente Reagan se refería a los comunistas como el "Imperio de la Maldad", fuerzas bárbaras totalitarias que buscan destruir nuestro espíritu.
3.- El enemigo como avaro.- Insaciable. "Todos los palestinos quieren TODA la Tierra de Israel.
4.- El enemigo como criminal.- Los líderes de países enemigos son criminales y sus pueblos son sus víctimas. Saddam Hussein es un criminal mientras el pueblo iraquí (que lo apoya) son inocentes víctimas.
5.- El enemigo como verdugo - El enemigo es un sádico que se deleita haciendo sufrir a los demás. Los judíos fueron clásicamente acusados, según el estereotipo, de matar niños cristianos para utilizar la sangre para Pésaj.
6.- El enemigo como violador.- El enemigo es un bárbaro que "desflora la inocencia de la mujer". La mujer mancillada en este caso simboliza a la Patria, la Tierra y la Familia.
7.- El enemigo como bestia, reptil o gusano.- En el proceso de deshumanización convertimos al enemigo en "el perro judío", "la bestia nazi" (no porque no lo fuera), "la rata comunista", etc. Mientras más bajo en la filogenia animal representamos a nuestro enemigo, más justificación para matarlo existe.
8.- El enemigo como la muerte.- La propaganda caracteriza al enemigo como agente de la muerte. El que asesina a la juventud. Uno de los Cuatro Jinetes del Apocalipsis. Nosotros, por otro lado, pertenecemos al "Espíritu Indomable contra la Guerra".
La Psicología nos da la oportunidad de entender que nuestro enemigo muchas veces está constituido con las partes más obscuras de nuestro ser. Los Héroes y Líderes de la Paz en nuestro tiempo ya sea en el Medio Oriente o alrededor del mundo serán aquellos hombres y mujeres que tengan la valentía de adentrarse en las obscuras profundidades de su alma personal o corporativa, enfrentándose al enemigo de adentro.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal