Manolo Fábregas *s - Intelecto Hebreo

Son las:
06/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Manolo Fábregas *s

Colección y Consulta

Manolo Fábregas


Por: Jacobo Contente
Fotos: Magdalena Celis


Manuel Sánchez Navarro, mejor conocido como Manolo Fábregas en el mundo artístico y entre el numeroso público amante del Séptimo Arte, Televisión y Teatro, ha tenido una larga, difícil, pero exitosa carrera. Su gran voluntad y febril actividad, comprende múltiples actividades además de la de destacado Actor, como son las de Director y Productor Teatral.
La revista "FORO" en esta ocasión tiene el gran honor y placer de efectuar este modesto homenaje escrito al brillante hombre de teatro, que en dos ocasiones tuvo a bien presentar en nuestro país, por largas temporadas la comedia musical "Violinista en el Tejado", misma que recordamos con verdadera emoción y que tan eficazmente proyectó entre infinidad de espectadores no judíos, parte del folclor, costumbres e historia de nuestro pueblo.


FORO.- Don Manolo, según nos dicen, resulta difícil, a veces imposible, destacar en el medio artístico, no obstante una buena preparación. ¿Cree usted que se necesita de una verdadera vocación para lograrlo?
MF.- Sin vocación, una carrera tan celosa como la de actor es imposible realizarla. Si es solamente por frivolidad, ambición o vanidad, no creo que pueda cuajar un buen actor.
FORO.- Sabemos que usted proviene de una familia de connotados actores, por lo mismo deseamos preguntarle según su personal experiencia ¿es un mayor reto, lograr la fama y reconocimiento como actor, cuando existen familiares de gran fama en el mismo medio, o esa circunstancia hace que se facilite la profesión?
MF.- Para mí era natural contar en la familia con una famosa actriz, y yo no buscaba la fama sino mi propia realización como actor. El ser pariente de una persona famosa en el medio, facilita o no, de acuerdo a las personas y circunstancias la carrera. Por ejemplo: hay ocasiones en que no se contrata a un actor, pues se piensa que al tener su familia una compañía de teatro, no lo necesita; es una especie de rechazo y a veces llega a ser inclusive celos. Es una etapa difícil pero hay que superarla, ganando a pulso el respeto de todos.


FORO.- ¿Qué género teatral es el que más le ha gustado representar y qué obra recuerda usted con mayor cariño?
MF.- En general me gusta representar todos los géneros, pero en la comedia es donde mejor me desenvuelvo. Recuerdo gratamente entre muchas, las comedias musicales "El Violinista en el Tejado", "Mi Bella Dama", "Trampa de Muerte" y "Amadeus".
FORO.- El teatro en México ya tiene muchos años en el gusto del público y vemos que lamentablemente obras costosas, con buenos actores y libretos, no logran encumbrarse y mucho menos tener los beneficios proyectados. ¿A qué atribuye usted ese fenómeno?
MF.- Considero que México no cuenta todavía con una verdadera tradición teatral y todos los días hay que estar trabajando para conseguir más público que asista a los teatros. Según mi personal experiencia como Productor Teatral, el éxito depende de si se acierta o no al escoger una obra. Los factores secundarios, como pueden ser el factor económico del público, el reparto de actores, difusión y otros más, claro está que influyen pero no son determinantes.


FORO.- Usted ha trabajado con infinidad de compañeros de profesión que han descollado en nuestro país a los que el público todavía guarda un bello y duradero recuerdo. ¿A quién o quiénes considera usted han influido o inspirado, de alguna manera, en su profesión?
MF.- Efectivamente he trabajado con infinidad de compañeros que han destacado en esta actividad. Recuerdo con admiración y profundo respeto a Don Fernando Soler, pero realmente la influencia ha sido familiar, básicamente y desde siempre de mi abuela Virginia Fábregas.
FORO.- Hay actores que afirman que no obstante haber trabajado en varios medios como la televisión, radio y cine, el teatro les llena más y representa mayor reto por su trato directo con el público. Quisiéramos saber su punto de vista y si en algún momento recuerda alguna anécdota que se haya efectuado entre el público y usted.
MF.- El teatro es el que representa mayor reto y satisface más por el trato directo con el público. Han habido muchas, anécdotas, pero la que más recuerdo se originó en el aquel entonces recién inaugurado Teatro San Rafael, un día que hubo un fuerte temblor por el mes de marzo de 1979, durante una escena de la obra "El Diluvio que Viene". Acostumbraba hacer la voz de Dios desde la cabina del teatro; durante la función de las 7, con un lleno total, sentí que todo se movía y que la gente por su inquietud hacía una especie de olas, por lo que continué hablando en el mismo tono como lo hacía diciendo, entre otras cosas... "no pasa nada hijos míos, tengan calma, etc.". Fue una vivencia inolvidable que sirvió para que no surgieran desgracias, pues la energía de la calle se había cortado. Salvo dos extranjeros que se marcharon del teatro, el público continuó en su interior y cuando la obra terminó, salieron con toda calma y sólo algunas personas llamaron por teléfono a sus casas. El momento ha sido inolvidable por lo oportuno y sentí que había tenido el privilegio de calmar a mi público en un momento de peligro.


FORO.- Cuando algunas personas han viajado a ciudades del extranjero como Nueva York o Londres, se sorprenden de los costos desorbitantes, comparados con los de México, que alcanzan los boletos para ver una buena obra. Usted se ha distinguido por no escatimar esfuerzos en el montaje de buenos espectáculos. ¿Vale la pena y es rentable tanto esfuerzo realizado, desde el punto de vista financiero o existen otros factores que lo impulsan?
MF.- Presentar teatro a nivel de los mejores ha sido mi gran ilusión y representa una gran satisfacción cuando he acertado. Las condiciones económicas del teatro en México son diferentes a las de otros países, lo único que puedo decir es que valen la pena todos los esfuerzos, cuando es o no rentable.
FORO.- Hasta hace apenas unas décadas existen academias o escuelas para actores, ¿nos puede decir si el compañerismo, ayuda y la unión entre los actores de antaño, es mayor o menor que en la actual generación de actores?
MF.- El compañerismo entre los actores definitivamente siempre ayuda. Yo he tenido grandes amigos y pienso que debe ser igual entonces y ahora, ya que es condición humana y se tienen los mismos ideales.
FORO.- Hay muchos jóvenes que no obstante tener ciertas facultades para la actuación y un interés verdadero por dedicarse a esa carrera, cambian su anhelo por prejuicios hacia el medio artístico, entre ellos: el difícil equilibrio de la profesión con la familia y su pareja, máxime cuando se trata de un actor o actriz bien parecido. ¿Cuáles son los elementos que se deben tomar en cuenta para que la carrera de actor no acabe con una buena relación familiar?


MF.- El elemento principal son los principios morales. Un actor, como casi todo profesionista, está expuesto a muchas situaciones que podrían afectar a la familia, pero como hombre, pienso yo, definitivamente debe cuidar y respetar a su familia.
FORO.- Una de las comedias más laureadas en el mundo fue Fiddler on the Roof, que usted montó y actuó con éxito rotundo con el nombre de "Violinista en el Tejado". Representaciones que la comunidad judía de México recuerda y agradece por la proyección lograda de nuestras tradiciones e historia. ¿Qué recuerdos tiene usted de la obra y qué anécdota puede compartir con nosotros?
MF.- Los mejores recuerdos... fue una obra que batió todos los récords de asistencia en México, pues en 1970, ninguna obra (comedia musical) había llegado a las 400 representaciones. En Nueva York, nos dimos cita cuatro actores que llevamos el papel principal de la obra en diferentes países; estuvo el de Finlandia, el de Nueva York, el de Israel y un servidor (lamentablemente Topol no pudo asistir). Fue algo grandioso que recuerdo con cariño. En relación a anécdotas en esa obra -no obstante que siempre les he dicho a los que estudian teatro que deben cuidar que el personaje no los domine-, por mucho tiempo, en la escena en que una de las hijas del lechero se va (la de la estación de tren), mis lágrimas eran verdaderas, por lo que me di cuenta que la ternura del personaje y el drama que vivía esa pequeña población judía denominada Anatevka, los había hecho propios; por lo que puedo decir que el personaje y yo éramos una sola persona.

COMENTARIO DE FORO.-En la reunión que Don Manolo nos cuenta se efectuó en Nueva York, recordamos que cada uno de los actores cantó en su idioma una pieza de la obra, llevándose el mexicano una notoria ovación. También recordamos que el Director musical de la obra en Nueva York, tuvo la oportunidad de verla en los diferentes países que se representó, comentando que la calidad musical que escuchó en México, fue verdaderamente superior a las demás y que el personaje de Tevie representado por el Sr. Fábregas, reflejaba una ternura muy especial con respecto a los demás actores.

FORO.- ¿Desea usted enviar algún mensaje o comentar algo más para nuestros lectores, que en su gran mayoría pertenecen a la comunidad judía de México?
MF.- Agradezco a FORO la oportunidad de enviar a toda la comunidad judía mexicana un abrazo muy fraternal, con una gran satisfacción de haber logrado el éxito en dos ocasiones, con una obra de profunda temática judía; no obstante que algunas personas en aquel entonces, me habían vaticinado que sería un fracaso. El éxito obtenido ha sido uno de los mayores que he tenido en mi carrera y he sentido el apoyo que la colonia siempre me ha manifestado. Me siento muy identificado con todos y tengo muchos amigos judíos, casi fraternales, desde antes de haber representado "El Violinista en el Tejado".

La Dirección de este medio de difusión, agradece infinitamente el que "El Hombre Teatro" -como muchas personas conocedoras califican a Don Manolo-, nos haya concedido esta memorable entrevista; muy en especial al interés y facilidades que nos brindó su esposa la Sra. Fela,
quien confirma el dicho de que: Detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer.
Nos despedimos del Sr. Manolo Fábregas, con la satisfacción de haber estrechado la mano de todo un caballero que refleja en la escena y en su vida cotidiana, su gran calidad humana.

Nota final.- "El Hombre Teatro" falleció en la ciudad de México el 4 de febrero de 1996.



Regreso al contenido | Regreso al menu principal