Mis vínculos con la historia - Intelecto Hebreo

Son las:
06/09/2017
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Mis vínculos con la historia

1er Lustro Rev. Foro

Mis vínculos con la historia
(06/2011)
Por: José Kaminer

El término historia es equivalente a cambio en el tiempo.
En ese sentido se contrapone al concepto de filosofía,
equivalente a esencia o permanencia.

Si por un instante pudiéramos imaginar un mapamundi extendido ante nuestros ojos, que en la parte superior tuviera una banda en continuo movimiento donde los acontecimientos humanos van apareciendo, mientras que un cronometro certifica el pasar de los años, y en el espacio central del mapa se visualizaran la locación de los sucesos, comprenderíamos que:

La historia
es una ciencia donde el conjunto de hechos acontecidos por regla general describen a la humanidad; aunque muy frecuente se entiendan como hechos históricos, únicamente los acontecimientos trascendentes -los que tienen un alcance lo suficientemente amplio- de preferencia los que sean útiles para la comprensión de hechos posteriores. Para ello se aplica el criterio, o son interpretados desde la perspectiva del historiador que los destaca o considera dignos de recuerdo. Dicha selección de hechos siempre ha sido cuestión de debate. Para determinar qué datos considerar y que hechos relevantes son escogidos, se ha impuesto un método científico, que consiste en un "Conjunto de pasos fijados de antemano por una disciplina, con el fin de alcanzar conocimientos válidos mediante instrumentos confiables".

Para entender la historia como ciencia, hay que analizar los conceptos de ciencia e historia. El término, ciencia, proveniente del latín scientia
, (de scire, ‘conocer’); se emplea para referirse al conocimiento sistematizado en cualquier campo. Por su parte, historia, proveniente del griego istorein, que quiere decir: “hacer una investigación”, entendida como un acto humano, es tradicionalmente, en su sentido más amplio, el estudio de la totalidad de los sucesos humanos acaecidos en el pasado. Aunque una definición más realista, la limitaría al pasado conocido mediante cualesquiera que sean las fuentes documentales. Sin embargo, no hay que olvidar, que existen líneas del conocimiento histórico, que defienden que la historia no es sólo el análisis del pasado humano, sino también del presente, para predecir fenómenos futuros. Por lo tanto, la historia tiene mayor connotación científica, cuando este conocimiento tiene la capacidad de predecir.

A esto se le denomina “Ciencia Histórica”, que comprende un reconocimiento retrospectivo del pasado, una prospectiva del futuro, y una perspectiva del presente; resultado este último, de la síntesis de los dos primeros. Pero sin duda alguna, el método científico histórico -base de la ciencia social- hace que esta disciplina sea catalogada como ciencia.

Como miembro de la religión judía -una de las religiones de mayor antigüedad de las que aún se practican- su historia con más de tres milenios, hace que los judíos del presente se identifiquen con los que vivieron en la época del rey David, hacia el año 1000 a.e.c. Para el pueblo judío, la Biblia hebrea es un libro revelado, y la parte más sagrada la forman los cinco primeros libros, que llamamos Torá. En ellos aparecen una serie de relatos que comienzan con la creación del mundo, y terminan en la época de Moisés. Parecen narraciones históricas, y de hecho, forman la parte principal de lo que se ha denominado «historia sagrada». Gracias a ellos, puede entenderse una parte de la cultura judía y de nuestra  identidad. Los relatos muy bellos y conocidos, como el del diluvio, el de la torre de Babel, el de la salida de Egipto o la entrega a Moisés de las tablas con los diez mandamientos en el monte Sinaí, son sin duda, circunstancias históricas que han marcado al judaísmo a través de su existencia.


La historia del judaísmo -no bíblica- ha registrado muchos sucesos históricos, como la fundación del Estado de Israel, además de diversas expulsiones sufridas en diversos estados europeosdurante la Edad Media y la Edad Moderna; también registra las guerras y genocidios como el Holocausto nazi y emigraciones a diversos países.

Como un ser humano con expectativa de vida no mayor a los cien años, mi permanencia en esa supuesta banda cronométrica sería relativamente corta, pero lo suficientemente larga cuando se comparte la historia, tradiciones y vivencias con otras personas de la misma grey o núcleo social.

Toda persona en mayor o menor grado de participación ciudadana o social, forma parte de la época que le tocó existir, por ello los vínculos que se tienen con la historia sucedida definen la identidad, que junto a los que se suceden en nuestro presente, marcan una determinada existencia y nuestro particular panorama de la concepción del mundo.




Regreso al contenido | Regreso al menu principal